Estándar:

Superior:

Extra:

Lujo:

Escuaín y Puértolas

Río Yaga

  • 0 km
    Escalona (10 km al norte de Aínsa), tomando el desvío a Añisclo, a los 500 m se desvía una estrecha carretera hacia Puértolas. Ascendemos con gran pendiente por la divisoria de los ríos Cinca y Bellos, rodeados de pino laricio (Pinus nigra subsp. salzmanii) y rojo (P. sylvestris) que crecen entre margas erosionadas.
  • Km 8.
    Puértolas. En este núcleo escasamente habitado destaca «La Cárcel», una torre cuadrada del s.XV, así como la iglesia, del s.XVI, con un ábside poligonal y una bonita torre. El paisaje desde aquí es digno de mencionar, destacando hacia el N el Castillo Mayor, y al NO Las Sestrales, situadas sobre el pueblecito de Bestué. En el valle del Cinca (hacia el NE y E) destacan Cotiella, Punta Llerga y Peña Montañesa. En los alrededores de este pueblo y de Bestué es sorprendente el gran número de bancales, que aquí se conocen como fajetas, hoy abandonadas e invadidas por los quejigos (Quercus x subpirenaica).
  • Km 8.7.
    Desvío. El ramal de la izquierda conduce a Bestué, a 4 km. Desde luego, vale la pena visitar este bello núcleo por su ubicación -rodeado de hermosos prados y bancales- y sus apiñadas construcciones, bonito ejemplo de la arquitectura popular de los pueblos de montaña. Destaca en la plaza una gran edificio con curiosas ventanas, algunas circulares (casa Antón de Mur, situada en la plaza).
  • Km 8.7
    El desvío de la derecha nos conduce hacia Escuaín. La carretera va rodeando Castillo Mayor (el monte de nuestra izquierda) y el efecto solana-umbría que produce esta montaña origina que el clima y la vegetación experimenten un fortísimo cambio. A partir del km 11 se pasa de vegetación mediterránea a un umbrío bosque mixto de hayas, arces, abedules, avellanos, servales, acebo etc. Nos adentramos en el valle del río Yaga, coronado por las Tres Sorores, Tres Marías y Sierra de las Sucas.
  • Km 14.8
    Escuaín. El entorno natural de este pueblo es digno de destacar. Se alza sobre un espolón calizo, colgado sobre las gargantas que llevan su nombre, las cuales podemos divisar acercándonos a alguno de los miradores que se hayan en el mismo pueblo. Hacia el sur se alza el Castillo Mayor, que desde este punto hace honor a su nombre como gran lugar inexpugnable.

    • Excursión 1.
      Al fondo de la Garganta y a la surgencia del Yaga (35′ descenso, 50′ ascenso).
      Se trata de una estrecha senda muy vertical (no recomendada para personas que padezcan vértigo). Desde la iglesia del pueblo, dirección NO, arranca desde el final de la callecita un camino que pronto se interna en esta húmeda garganta. El espectacular descenso nos conduce (si tomamos el desvío de la izquierda a los 25′ de camino) hasta la surgencia del río Yaga, el cual origina un precioso salto de agua. Sobre la surgencia hay una bella cueva, en realidad una profundísima sima. Puede descenderse el desfiladero por su fondo, pero no existe camino y hay que saltar por las piedras.
    • Excursión 2.
      Otra senda para descender al fondo del desfiladero es la que lleva hasta el pueblo de Revilla.
      Camino de Escuaín a Revilla.
      Descenso hasta el Yaga 30′, ascenso 45′.
      Desde Escuaín volveremos hacia Puértolas y, tras un kilómetro, nada más atravesar el barranco de la Fuente, arranca a la izquierda una senda que desciende cercana a dicho barranco (en unos minutos hay que tomar el desvío de la izquierda). En 30’ se llega al río Yaga, precisamente en el punto en el cual termina la garganta. Subiendo unos pocos minutos río arriba podemos contemplar una hermosa cascada. El camino cruza el río y asciende hasta el pueblo de Revilla (2 h 30’ hasta Revilla y otro tanto para volver, 480 m de desnivel).

Síguenos en Facebook

Nuestras fotos en Flickr

www.flickr.com